19 noviembre, 2013

Ciudades, la mejor plataforma de innovación

La innovación es un asunto complicado, está lleno de callejones sin salida e ideas a medio cocinar. Estos dos conceptos colisionan, se mezclan y recombinan, fracasan, resurge y al final se convierten en un gran éxito.

Innovar, actos que se impulsan por la colaboración. Se necesitan personas inteligentes, pero también cuenta mucho la diversidad de ellas. Personas diferentes trabajando en diferentes cosas, chocan de forma inesperada dando lugar a nuevas ideas. Las ciudades son cruciales para una continua capacidad de innovar y competir.

Fuente: miqueridaopinion.blogspot.com
Why Cities Are Our Most Important Innovation Platform

Elementos esenciales de las ciudades innovadoras

El escritor y urbanista Richard Florida argumenta que la cultura es el motor principal de la innovación. ¿Si las personas más brillantes pueden vivir en cualquier lugar, por qué no hacer en un lugar donde disfruten viviendo?
Existen tres elementos cruciales para la innovación: talento, tecnología y tolerancia. Los dos primeros son obvios, pero los estudios demuestran que la sobre estos conceptos triunfa la diversidad, incluso la habilidad a la hora de obtener resultados óptimos. Una cultura homogénea, aunque formada por personas muy inteligentes, no es probable que produzca mucho.

Por el mismo motivo que la innovación necesita la diversidad, las ciudades necesitan más que edificios de oficinas y parques de investigación. Necesitan cafeterías, festivales de música, exposiciones de arte y otros lugares donde las personas creativas puedan reunirse e intercambiar ideas.

La economía de las ciudades, no es eficaz, son caras, es difícil encontrar lugares en los que construir, por lo tanto no es sorprenderte que la gente vuelva a construir a las fueras de la ciudad, donde la tierra y mano de obra son baratas.

Sin embargo, las ciudades crean nuevos puestos de trabajo, y esto es clave para el desarrollo. El progreso comienza por la sustitución de las importaciones. En la mitad del siglo 20, Tokio importó muchas bicicletas, lo que creó un gran mercado para los talleres de reparación. Con el tiempo, los comercios comenzaron a crear sus propias piezas, lo que llevó a la fabricación de todo el producto y después las exportaciones.
En un pequeño pueblo es poco probable que se genere suficiente demanda para que esto ocurra, ni podrá proporcionar la red de relaciones necesarias para transformar los componentes en un producto completo. Sólo las ciudades pueden hacer eso.

Los capitalistas de riesgo se mezclan con los empresarios, los chicos de hardware con los chicos de software, los compradores con los vendedores. Así es como se crean nuevos trabajos y nuevas economías.


El increíble potencial de las ciudades 

La detención de las importaciones junto con mejoras en la gestión de la energía y otras ideas como: coches eléctricos, tienen el potencial de aumentar drásticamente el rendimiento económico de las ciudades, hacerlas más habitables y atraer a más personas con nuevas ideas que pueden crear nuevos puestos de trabajo. En el año 2050, el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas. Nuestro futuro, sin duda, depende en gran medida de nuestra capacidad para desarrollar nuestras ciudades. 

Descuidar nuestras ciudades es descuidar nuestro futuro, nuestro futuro depende de nuestra capacidad para crear nuevos puestos de trabajo.

La infraestructura sigue siendo mala, un hombre de negocios que vuela a otra ciudad por trabajo valora la rapidez y comodidad de su viaje. Todas las ciudades deberían de seguir el ejemplo de Heathrow Express, para sus usuarios es un regalo viajar con ellos.

Si vamos a seguir innovando, tenemos que invertir en la investigación y desarrollo en la vida en las ciudades, donde las colisiones aleatorias transforman el trabajo viejo en nuevo, resolver problemas y crear valor.

Más y relacionados: "Why Cities Are Our Most Important Innovation Platform"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada