30 septiembre, 2012

La ciudad de mañana (Informe del Business Civic Leadership Center)

The Business Civic Leadership Center (BCLC) está llevando a cabo una serie de informes sobre cómo las empresas solucionan los principales problemas sociales y ambientales. Estos informes reflejan una base de la investigación BCLC de prácticas empresariales en este espacio, se centran en siete temas relacionados con la reinvención de los entornos urbanos: la movilidad, el medio ambiente construido, la energía, el saneamiento, la vivienda, la pobreza, conseguir socios públicos… A lo largo del informe se leen estudios de casos de empresas en estos indicadores.

Es necesario considerar algunas de las formas en que el mundo será diferente en nuestro futuro próximo:

• En el 2025 el acceso a la educación primaria será universal en los países en desarrollo más importantes de América Latina, la mayor parte de Asia, y más de la mitad de los países de África.

• En el 2025, se espera que 136 ciudades entren en el top 600 del PIB en producción en centros urbanos.

• En el 2030 el numero de adultos con sobrepeso y obesidad se prevé que alcanzará la cifra de 1350 millones y 573 millones respectivamente.

• La demanda en el año 2030 de energía se duplicará en China e India mientras en el resto del mundo se incrementará un 30%.

• La carga aérea en 2030 se triplicará y la entrega de contenedores marítimos podría ser cuatro veces mayor.




Estos son sólo algunos de los cambios que se pueden esperar. En los entornos urbanos es probable que los cambios sean mayores. Roma, París, Londres, Nueva York y Chicago son ejemplos de ciudades que se han adaptado a la dinámica urbana en los últimos años. Muchos de estos cambios se deben a las decisiones del sector público, pero un factor a menudo pasado por alto, es el importante papel que juegan las empresas en ayudar a las ciudades a adaptarse a sus nuevas circunstancias.

Las empresas están contribuyendo a la adaptación a través de sus actividades de operación e inversiones, y en particular a través de la comercialización de las innovaciones y la tecnología. Esta es sólo una muestra de cómo las empresas pueden dar forma a nuestras comunidades urbanas:

• Los medios de transporte se acompañan de soluciones híbridas como Zipcars, car2go, coches de auto-conducción, y soluciones de comunicación más personalizadas de tránsito.

• Las carreteras se vuelven más inteligentes, mientras que la congestión del tráfico será más eficientemente.

• La conservación de energía más eficiente.

• Soluciones para superar la "brecha digital", ampliación del acceso a Internet a nivel mundial.

• La oficina virtual se hará más omnipresentes. Las oficinas en casa se están generalizando.

• Ciudades como Abu Dhabi, Kuala Lumpur, Yakarta, Shanghai y Hong Kong están invirtiendo en el desarrollo vertical, con nuevos materiales de construcción y soluciones de ingeniería que permiten diseños urbanos que no eran factibles incluso hace una década.

Imaginando el futuro urbano, las empresas se ven obligadas a diseñar productos y servicios que funcionan a escala humana y que son fáciles de adoptar y mantener. Algunas ciudades ya están integrando la tecnología en todos los aspectos de la comunidad para satisfacer las necesidades de sus residentes y trabajadores.

 • Productos Siemens pioneros en tecnología.

• Combustible de hidrógeno.

• Herramientas para ayudar a los responsables de la ciudad a evaluar el impacto de las aguas y la gestión de sus recursos.

• Enfoque filantrópico en materia de educación para mantener una economía competitiva.

• Programa desarrollado por la compañía hotelera Ritz-Carlton para desarrollar trabajadores calificados para cubrir funciones esenciales en las industrias manufactureras y de otro tipo.

La urbanización de las ciudades es un fenómeno imparable. A nivel mundial, las comunidades necesitan prepararse para los desafíos y oportunidades que genera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada