23 julio, 2012

Redes de coches que comparten enlaces de datos (MIT)

Avances tecnológicos que apoyan el concepto de ciudades inteligentes. Esta vez la idea son redes de vehículos que comparten enlaces de datos Ver artículo original: Sharing data links in networks of cars (MIT)


Aquí tenemos otro de los avances tecnológicos que apoyan el concepto de Smart Cities. La ideas son redes entre vehículos que comparten enlaces de datos.  Este nuevo algoritmo permite a los coches poder conectarse a las redes Wi-Fi.

La conexión Wi-Fi está llegando a nuestros coches. La empresa Ford Motor Co, está equipando sus coches con transmisores Wi-Fi desde el año 2010, y espera que para el 2012 el 80% de los coches que venda en América del Norte tenga Wi-Fi incorporado.

Hoy en día ya existe un gran número de fabricantes que ofrecen Wi-Fi en algunos vehículos de gama alta o bien pertenecen a organizaciones que desarrollan este dispositivo. Dos coches con Wi-Fi parados en un mismo semáforo podrían intercambiar información de forma gratuita.

 Algoritmo que permitiría a los coches a conectados mediante wi-fi compartir sus datos

En el ACM-SIGACT SIGOPS Symposium, sobre los principios de distribución de computación,  que tendrá lugar este mes en Portugal; los investigadores del MIT, la Universidad de Georgetown y la Universidad Nacional de Singapur (NUS) presentarán un nuevo algoritmo que permitiría a los coches a conectados mediante wi-fi compartir sus conexiones a Internet. "En este contexto, estamos asumiendo que la Wi-Fi es barata, pero la 3G es cara".

El fin general que está detrás del algoritmo es el de recoger datos de cientos de coches  y luego subirlos a Internet. El problema, por supuesto, es que el diseño de una red de coches cambia constantemente de forma impredecible. Idealmente, los agregadores serían los coches que entran en contacto con el mayor número  posible de coches, pero estos no se pueden identificar con antelación de momento.

Cornejo, Georgetown´s Calvin Newport y NUS´s Srth Gilbert  tres de los cuales hicieron o están haciendo su tesis doctoral en el grupo de Nancy Lynch en Ciencias de la Computación del MIT y el Laboratorio de Inteligencia Artificial, empezaron considerando el caso de que cada coche en una flota de coches entraran en contacto de una forma fiable con alguna fracción de 1/x por ejemplo, el resto de la flota en un periodo fijo de tiempo.  En el esquema de los investigadores, cuando dos coches se encuentran dentro del alcance del otro, sólo uno de ellos transmite datos a la otra; la selección de transmisor y receptor es aleatoria. 

Con el tiempo sin embargo los coches que ya tienen agregados muchos coches empezarán a ganar más y más, y se crea una redacción en cadena.. Cuanta más gente que conoces, lo más probable es que la gente  te transmita sus datos. "El cambio en la probabilidad se calcula en relación a 1 / x -. La fracción de la flota que cualquier coche conoce".

Cuanto menor sea el valor de x, menor es el número de automóviles necesarios para agregar los datos procedentes del resto de la flota. Acerca de los patrones de tráfico urbano, Cornejo dice, 1.000 coches podrían ver sus datos agregados en sólo cinco años.

Siendo realistas, no es seguro que todos los coches entren en contacto con una fracción constante de otros coches: Un coche dado puede terminar recopilando datos algunos de otros coches y luego desaparecerían en un garaje privado. Sin embargo, los investigadores fueron capaces de demostrar que, si la red de los coches puede ser concebido como una serie de racimos densos, con sólo escasas conexiones entre ellos, el algoritmo seguirá funcionando bien.

Sin embargo los análisis de los investigadores matemáticos muestran que si la red es una serie de grupos densos con conexiones débiles  entre ellas, la agregación entre ellos es imposible. “Hay una paradoja sobre la conectividad, donde si tienes algunos de estos grupos aislados. Que estén bien conectados, podremos garantizar que se conectarán los grupos” dice Cornejo. “Pero si los grupos están bien conectados, pero no aislados, entonces podemos demostrar que no se pueden agregar. No es que nuestro logaritmo falle, es que no puedes hacerlo”

“La capacidad de tener ordenadores y sensores baratos significa que podemos generar una gran cantidad de datos acerca de nuestro medio ambiente", dice John Heidemann."Desafortunadamente, lo que no es barato es la comunicación."

Heidemann dice que la verdadera ventaja de la agregación es que permite la eliminación de redundancias en los datos procedentes de distintas fuentes, de modo que la transmisión de los datos requiere menos ancho de banda. Además Heidemann  se centra en las redes de sensores, porque sospecha que la red de vehículos podría participar en esas ventajas también.. "Si tratas de analizar el tráfico de vehículos, es probable que haya 10.000 coches en la autopista de Los Angeles que saben que hay un atasco de tráfico. No es necesario cada uno de ellos te lo diga”dice Heidemann.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada